Guia Profesional

Qué hacer cuando se pierde el hábito de estudio.

estudio.PNG

Es curioso que a medida que vamos aprendiendo más sobre la vida, y obteniendo más habilidades, nos hacemos más propensos a aprender menos, y eso que ya se dominan muchas características de la conducta propia.

Los informáticos no escapan a esta realidad. Y es que los programadores (usare esta área para ejemplificar sobre el tema) son buenos estudiando nuevos lenguajes de programación, hasta que se especializan en uno, en ese momento no hay vuelta atrás y lo hacen canónico con tal de volver a la curva de aprendizaje que conlleva dominar una nueva herramienta.

Si concuerdan conmigo, entonces ahora viene lo bueno, porque hablaremos precisamente sobre como recuperar esas motivaciones de estudios que ya no están. Muchas se pierden por el trabajo, el cual se vuelve todo un problema en la escala del crecimiento, quizás para algunos no sea esa una realidad, puesto que hay instituciones que se preocupan por el crecimiento de sus colaboradores y siempre buscan mantener la motivación de los mismos. Sin embargo, en general no ocurre ese milagro, y por ende, no hay entusiasmo alguno para seguir estudiando… entonces admitimos que el lugar donde pasamos nuestras horas más productivas solo nos provoca estrés, y ya saben lo que hacemos al llegar a casa, buscar algún canal o cualquier video web de entretenimiento.

Mucho problema, y solo he mencionado uno de los tantos factores que nos retienen al momento de querer estudiar. Ahora vamos a lo importante, como recuperar ese buen habito de beneficios incontable.

Primero determinar los factores que impiden un estudio saludable. y luego seguir los siguientes pasos.

  1.  Encontrar las actividades que más le divierten e incluir el estudio suave del material que resulte del interés. Puede ser PDF, audio, videos, incluso platicas con otros.
  2.  Dedicar una hora del día al habito de estudio, que sea fija. Media hora lectura, y la otra media hora para practicar o tomar notas.
  3.  Practicar lo aprendido, dependiendo del área, busquen materiales de apoyo para practicar.
  4. Conversar con otros sobre el tema, está siempre resulta ser una buena práctica y si se tienen buenos amigos en el mismo medio, entonces tienen gran ventaja, no la desaprovechen.
  5. y Por último, enseñar a otro lo que aprendieron.

Con estas medidas, lograremos que nuestro cerebro se adapte nuevamente al estudio continuo, y ya verán que fuerte y saludable tendrán esa mente

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s