SAP Professionals

Temores Laborales en el mundo de SAP

temores laborales

Hablando por experiencia personal, he visto muchos empleados sentirse mal por las actividades diarias que realizan, no exactamente por su roll, sino más bien por las condiciones en las cuales lo llevan a cabo, ya sea que no perciben un buen salario, o solo son reglas abusivas que no mejoran su situación. Hay muchas razones y cada uno tiene su versión de los hechos… Lo cierto es que llegan a escupir infinidades de cosas en contra de su lugar de trabajo y el ambiente se vuelve tóxico e intolerable. Sin embargo, siguen visitando las instalaciones a diario y cumpliendo horario a pesar de odiar el lugar de manera desproporcionar. ¿Pero porque no hacer algo para remediar ese estilo de vida? ¿Por qué no buscar otros horizontes donde por lo menos se pueda estar en tranquilidad? Pues solo por esta vez tocaremos uno de los puntos fuerte de este malestar… el Miedo.

Así como lo indica el título, el mundo de la consultoría no está exenta de los miedos laborales, y en este artículo abordaremos esos puntos, dejando de manifiesto el estrés profesional que puede ocasionar este mal, llegando a enfermar de salud física y mental a quienes lo padecen. Hablando del miedo hacemos mención de la resiliencia de muchas personas, las cuales tienen la versatilidad de soportar cambios drásticos, lo que les permite poder optar por nuevas oportunidades en el mercado financiero.

Comenzaremos por definir algunas variantes de miedos alcanzables dentro de un ambiente de trabajo:

  • Miedo al cambio: este es uno de los más comunes y se presenta ante cualquier proceso nuevo que deba experimentar la persona, es de este sentir que surge la resistencia al cambio, y los consultores no están por encima de esta condición humana. El cambio para bien o para mal, implica que ya no estaremos en la zona de confort conocida.
  • Miedo a la competencia: sumamente efectivo en un mundo capitalista donde se tiene como objetivo alcanzar la meta de abaratar costos operativos, por tanto, los consultores por igual se ven envueltos en este océano de oferta y demanda. Así que el terror del buen vecino con precios más bajo realizando la misma tarea siempre estará presente cuando no se tenga un contrato bien definido.
  • Miedo al cese laboral: Este es uno de los buenos. “Vivimos en un mundo donde si no trabajas no comes”. El perder el empleo no es una opción para muchos, siempre que el consultor este acostumbrado al sueldo fijo y estable, sentirá este miedo con cada error que cometa, y es que las empresas se han encargado de aumentar este tipo de condiciones para mantener por debajo a los empleados dependientes. Así que, aunque estemos felices, el miedo de hasta cuando, siempre estará latente.
  • Miedo a la toma de decisiones: no es un miedo común entre los consultores, puesto que a diario deben estar tomando decisiones de configuraciones que impactan el sistema de una u otra manera, sin embargo, donde crece esta actitud de manera negativa es cuando el consultor aún desconoce los resultados de las decisiones que debe tomar.
  • Miedo a la pérdida de poder: se preguntarán como surge este temor, pues es un factor de perfección, los consultores hábiles que dejan de fallar, adquieren cierto nivel de seguridad que les permite alimentar su ego a tal extremo que si dejas de escuchar lo que tienen que decir o si le llevas la contra, se les genera un sabor amargo que deviene en miedo a la pérdida de poder.

Con todos estos temores, ya sea por inducción externa o por nuestra propia forma de ver el mundo, los consultores pecamos de sufrir en silencio, y el ambiente laboral se vuelve poco amigable. El trabajo poco amigable se vuelve hostil, y un ambiente hostil es perjudicial para la salud física y mental. Los síntomas para saber si se padece alguno de estos miedos son visibles, y aunque neguemos la posibilidad de sentir estas dificultades, ellos estarán ahí provocando variación en nuestras formas de trabajar.

Recomendaciones. Reconocer cuales son las causas del miedo, así podrán invertir esfuerzos en solucionarlo. Nunca consentir ese sentir. Procurar vivir fuera del mundo laboral es una buena medida, así el trabajo siempre quedara en el trabajo y su vida estarán a salvo de las problemáticas industriales.

Categories: SAP Professionals

Tagged as: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s